lunes, 19 de enero de 2015

Monday blues

Hoy es el tercer lunes de enero, según uno de esos estudios que aún no entiendo quién financia y para qué sirven, el día más triste del año. Convergen unas cuantas circunstancias, como que suele hacer mucho frío, nos hemos olvidado de ir al gimnasio y dejar de fumar y el sueldo no nos llega, por eso de la cuesta de enero y que aún no hemos cobrado.
Yo creo que el único problema del lunes, es que tiene un mal relaciones públicas.
Así, que he financiado mi propio estudio y he decidido que la gente que odia los lunes, en el fondo odia otra cosa. Como su vida, su trabajo o su rutina.
Siempre insisto a mis alumnos que se dediquen a algo que les guste. Así, no van a estar esperando cinco días a que llegue el fin de semana para desconectar. Es importante hacer algo con lo que disfrutes. Y soy plenamente consciente de que hoy en día trabajas de lo que puedas para salir adelante, y muchas veces no puedes permitirte dedicarte a eso para lo que has nacido. En mi caso sería ir al cine y recomendar o machacar a los directores y guionistas. También podría ser ir de cañas y hablar horas y horas de cosas sin importancia. Pero como eso aún no me lo remuneran, hago otra cosa. Siempre me he apuntado a la corriente de buscar lo positivo, por pequeño que sea a todo lo que hago. Y creedme que a veces cuesta mucho. Pero funciona.
La parte buena de ser una buscadora de oro entre la mierda (con perdón), es que todo el mundo cree que eres optimista y que nunca te pasa nada malo. La parte negra es que al no tener nada malo que contar la gente insiste en contarte sus penas. Y no en escuchar tus consejos. Yo suelo dar soluciones. Si no, ¿por qué preguntas? Pues, culpa mía, no es que te pregunten, es que te explican. Y hay gente a la que le encanta regodearse en el dolor propio.
Así que deberes para estos días.
1. Haz algo que te encante, sobre todo en lunes.
2. Aléjate de la gente tóxica.
3. Si eres del ejército creciente que odia los lunes, párate a pensar, en el fondo ¿qué odias? (Si alguno contesta: esta entrada del blog, que se lo calle, como dicen en las pelis antiguas, si no tienes nada bueno que decir, no digas nada, que callado estás monísimo)
Ahora que releo el post, veo que me ha quedado un poco entre Mr. Wonderful y libro de autoayuda barato.
Pero oye, que hay cosas peores.
Os deseo a todos un #blue Monday y una semana diferente y brillante. Y me voy recomendando la canción que suena ahora mismo en mi ordenador.
“It's allright” de Marlango. Feliz día. 


EL ÚLTIMO CAFÉ

Recupero una ficción que empecé hace mucho tiempo y quedó encallada. De momento son capítulos sueltos que se pueden leer, sin más expectat...