miércoles, 10 de febrero de 2016

¿Por qué lo llaman amor, cuando quieren decir drama?

¿Es Febrero y estás enamorado? pues estás de enhorabuena. Puedes demostrar tu cariño a la persona amada con uno de los miles de regalos de color rojo y en forma de corazón que han invadido los escaparates. Sí, un día los comerciantes decidieron que todos volviéramos a creer en el romanticismo y así ellos se deshacían de los excedentes de stock que había sobrado en Navidad.
Mi frase favorita sobre el amor la dijo Don Draper en “Mad Men”: “Lo que tu llamas amor fue inventado por tipos como yo para vender panties de nylon”.
Y eso resume perfectamente mi punto de vista.
Claro que no quiero amargaros el día, y menos si estáis enamorados y creéis que siempre lo vais a estar.
Disfrutad del momento y de las mariposas en el estómago. Que eso está muy bien.
Debo confesar que en el pasado era una gran fan de las comedias románticas. Hasta que dejaron de ser comedias y fueron dramas románticos. Con lo cual imagino que me seducía más la comedia que el romanticismo. Si miro la cartelera ahora mismo, no encuentro películas como cuando Meg Ryan caía bien y Sandra Bullock era divertida. Ahora todo son tristezas. Un señor que se llama Nicholas Sparks empezó a escribir libros donde sólo el amor te salva de todo lo malo y plas plas: una generación entera, cree que amor y drama van de la mano.
También existe el amor paranormal, donde una criatura fantástica como un vampiro o un hombre lobo dedican la eternidad a ir al instituto y enamorarse de la chica más sosa del mundo. Drama, drama, drama.
Creo sinceramente, que en el amor falta alegría. La mayoría de las canciones de amor que existen hoy en día, son de recuerdos de antiguas parejas que han cortado. O de cómo se echan de menos, porque están lejos. ¿En serio? Menos mal que Cole Porter murió hace mucho y no puede ver en que se ha convertido. ¿Alguien conoce “You are the top”?

You're the top!
You're the Coliseum.
You're the top!
You're the Louvre museum.
You're a melody from a symphony by Strauss
You're a Bendel bonnet,
A Shakespeare sonnet…

Supera eso Juan Magán. O Pablo Alborán.

En fin que seáis enamoradizos o no, seáis optimistas o pesimistas, disfrutéis de San Valentín o lo uséis como excusa para salir y emborracharos, sobre todo hacedlo porque tenéis ganas. Hoy os dejo dos enlaces a vídeos. El primero Don Draper, con su increíble voz diciendo eso del amor en plan cínico. El otro “You are the top”  porque a veces está bien creer dos minutos en el amor. Y en el fondo todo es cuestión de equilibrio. Sed felices.




miércoles, 3 de febrero de 2016

Puntos de vista, musas cotidianas y Bye Bye American Pie

Los sábados suelo comprar el periódico. Los periódicos. Porque si quieres saber lo que pasa debes hacer un cálculo matemático leyendo diversas publicaciones, descartando las variables y quedándote con las constantes.
Se ha convertido en un entretenido, práctico y a la vez penoso pasatiempo. Recuerdo en mis tiempos de instituto, cuando nos decían que una noticia debía ser imparcial y contar sólo lo que había sucedido. Pero la verdad, es que la prensa es uno de los poderes más maquiavélicos que conozco. Sólo hay que mirar las noticias en la 1 y en TV3. Mundos distintos, prioridades diferentes, manipulaciones demasiado exageradas.
Ha llegado un momento en que no me identifico con ninguno de los canales de televisión que veo, y a parte del periódico de los sábados suelo enterarme de lo que pasa por twitter. Eso sí, también hay que seguir a gente de diferentes ideologías.
Lo que me lleva a pensar, que existen tantas verdades como puntos de vista. Ahí queda eso.
Hablemos de otros pasatiempos. Otro de mis favoritos, es observar. A lo mejor me ves sentada en un bar con un café delante y sola, y piensas, pobre, no ha podido quedar con nadie. No lo piensas, hay quien se me ha acercado y me ha felicitado por la valentía de sentarme en una mesa, sin nadie más. ¿En serio? Si no eres capaz de sentarte a tomar un café, te pierdes uno de los mejores placeres del mundo, el placer de tu propia compañía. Bien, a veces suelo observar a la gente de mi alrededor y montar sus historias. Imaginar sus vidas e incluso incluirlas en alguna cosa que escribo. Cuando publique, quiero que sepáis que muchos de mis personajes sois vosotros. Algunos sois anónimos y otros no tanto. Eso sí, todos muy inspiradores. Sois grandes musas.

Y como se me hace tarde, voy a terminar con una triste efemérides. Hoy es el día en que la música murió. Según Don MacLean. Sí, es el aniversario del fatal accidente que se llevó a Ritchie Valens, Buddy Holly y JP Richardson “The Big Booper”. Sé que tendría que despedirme con alguna de sus canciones. Pero la verdad es que no puedo resistirme a dejaros con “American Pie”, un vídeo estupendo con subtítulos que os explicará exactamente de que va. Sed felices. Y cantad conmigo.


EL ÚLTIMO CAFÉ

Recupero una ficción que empecé hace mucho tiempo y quedó encallada. De momento son capítulos sueltos que se pueden leer, sin más expectat...