lunes, 10 de julio de 2017

El “Club B”

Segundo Relato de ficción.  

Los fotógrafos hacen guardia desde las 5 de la mañana. Nadie quiere perderse nada. Los tipos de seguridad, parecidos a los “hombres de negro” americanos, están en sus puestos desde mucho antes. Nadie entrará ni saldrá sin que ellos los controlen. Hacia las seis empieza el movimiento, se levantan las persianas de la sala donde tendrá lugar la reunión. Aunque se levanten las persianas es imposible fotografiar nada desde fuera. Los drones serán abatidos inmediatamente. El primero en llegar es un Mercedes negro de cristales tintados, nadie sabe quien va dentro, los fotógrafos empiezan a disparar sus con sus cámaras. Al cabo de pocos minutos dos limusinas también negras entran en el hotel. El goteo de coches con cristales tintados va en aumento y a las nueve de la mañana ya están casi todos.
Entonces llega una limusina blanca tipo Hummer, se bajan las ventanillas y el diseñador de moda saluda con la mano. A su lado está el primer ministro de un país nórdico quien también saluda.
-   El “Club B” se reúne este año a orillas del Mediterráneo, algo que agradecemos todos los que tenemos que cubrir la noticia. El misterio es el invitado habitual de estas reuniones de las que se dice que dominan el mundo. Sabemos que hay entre los miembros del club: políticos, millonarios, economistas y algún escritor famoso. Ahora llega el último premio Nobel de literatura, se ve que aquí sí ha querido venir. Ha saludado desde su coche pero no nos ha dicho nada. De poco nos enteraremos ya que toda persona relacionada con el “Club B” firma un blindadísimo acuerdo de confidencialidad. Pero nunca se sabe, seguiremos informando, de momento devolvemos la conexión a los estudios centrales.
La sala se va llenando de gente famosa. Se saludan con familiaridad. Comentan que hoy se harán una foto de grupo y la pasarán a la prensa. Hay gente que protesta ¿y el secreto? Otros dicen que a veces hay que cambiar algo para que todo siga igual. Cuando todos están en la sala, los camareros dejan las últimas bandejas de delicias y salen. El presidente se saca una llave colgada del cuello en una cadena de oro. Cierra por dentro. Se hace el silencio.
-   Podemos relajarnos. Cualquiera diría que estamos en un acto oficial.
Todos ríen.
-   Este año hemos introducido algunos cambios, pese a las críticas. La prensa estaba perdiendo interés y es vital que la prensa quiera saber cosas de nosotros. Bienvenido a Carlo nuestro diseñador de moda. Sabes que serás expulsado hacia la mitad de la reunión, la gratificación será ingresada esta noche a una cuenta en las Islas Caimán. En cuanto hables con la prensa y recites lo que te hemos dicho podrás cobrarlo. El libro que escribirás con tu experiencia dentro del Club B ya está terminado, saldrá en cuatro meses. Podrás ir por las televisiones y conceder entrevistas pero cuidado, no queremos ni una sorpresa. Nos gusta tu ropa y la queremos disfrutar muchos años.
Carlo asiente incómodo y sonríe. Está sudando pero intenta mantener la compostura.
-   Bueno creo que este año tenemos dos reuniones de 4 horas cada una. Así que relajaos y disfrutad de la comida y la bebida. Os recomiendo los macarons venidos de la misma pastelería donde los encargaba Maria Antonieta. O eso dicen, a saber. Tenemos la botella de Chateau Lafitte 1787 con las iniciales de Thomas Jefferson, quien quiera probarlo debe participar en la subasta. Para los que no quieran gastar tanto tenemos un Château Mouton Rothchild de 1982. Para los amantes de la cerveza tenemos la recomendación de que se abstengan de pedirla. Vamos a empezar la subasta. Disfruten.

En el otro lado del mundo, unos jubilados están jugando a las cartas. El lugar, una pastelería cafetería italiana de barrio, donde se juntan cada mes para su campeonato de cinquillo. Sí, en Brooklyn también se juega al cinquillo.
-   ¿Han empezado?
-   Hace dos horas. Carlo debe estar a punto de ser expulsado.
-   Que se joda ¿Habéis visto su colección? Es una mierda. Mi nieta me pidió unos pantalones para su cumpleaños, yo le dije que tenía unos iguales a su edad para arreglar el coche de mi padre.
-   ¿Se los compraste?
-   ¿A 3000$ el par? Le compraría un poco de buen gusto si pudiera. No, le compré un libro de horas encontrado en una abadía de Irlanda. Único. Creo que lo ha vendido por internet, si supiera lo que vale le daría un infarto. Podría haber comprado al mismo Carlo sin pantalones.
-   La juventud es un poco gilipollas. ¿Qué hacemos con Corea del Norte?
-   De momento esperar. He hablado con Kim y no sé qué pensar. Es de mísil fácil. Pero parece satisfecho con el acuerdo. Se reúne mañana con nuestro representante americano. Para terminar de concretar los términos.
-   ¿Donald?
-   Claro que no imbécil, Nuestro representante.
-   Ah bueno. ¿Y Venezuela? ¿Y Cuba?
-   De momento en Venezuela que sigan, así intervendremos cuando necesitemos una maniobra de despiste. Con Cuba lo tenemos difícil el idiota americano la ha vuelto a cagar. ¿Quién votó por él?
-   Hizo una donación para comprar el voto de todos y lo sabes.
-   La hizo al “Club B”. A nosotros nos importa una mierda. Que salga algo de Rusia, vamos a atacar por flancos, empecemos por su familia.
-   Mira la expulsión de Carlo. ¡Rosa sube el volumen! Y trae más cannoli que hemos acabado con ellos.
-   ¡Más cannoli más cannoli! Su colesterol está por las nubes!
-   Venga Rosita que en el fondo te damos pena, eres la única que nos cuida, a nuestras familias no les importamos.

La camarera les trae una bandeja llena de dulces y sonríe cuando uno de los abuelos le toca el culo. Pobrecillos que humor tienen. Ya me gustaría a su edad tener cabeza para jugar al cinquillo. Mientras tanto en la tele una primicia: Carlo el diseñador sale de la reunión del “Club B”. La primera expulsión de la historia. Rosa piensa que mataría por poder espiar esa reunión a orillas del Mediterráneo, desde allí se domina el mundo.

Os dejo por esta semana, recordad que siempre hay que mirar qué hay detrás de las grandes noticias de primera página, generalmente allí se esconde la verdad. Sed felices. 




1 comentario:

  1. Una Hummer como esta?
    http://limusinasvip.es/car/hummer-limusina-blanca/

    ResponderEliminar

EL BOSQUE DE TINTA

Volvemos con los lunes de ficción. Y esta vez aunque acabo de escribir la historia, la tenía escrita en mi mente desde el viernes por la no...